Diario del cicloviaje; Etapa 3: Hall in Tirol – Schaftenau (76 km).


La tercera etapa de este cicloviaje nos ha dejado preciosos paisajes en… ¡un día soleado! …siguiendo las estribaciones de los Alpes al norte de Innsbruck, a lo largo del valle del rio Eno, centro neurálgico del Tirol.

A media mañana dejamos Hall in Tirol, encantador pueblo tirolés, en cuyo camping conocimos a Sebastiaan, de los Países Bajos, que fue cicloviajero de pequeño, con sus padres, y que nos regaló dos suelos de plástico para nuestra tienda de campaña, ya que en nuestra plaza había algo de barro. ¡Gracias de nuevo Sebastiaan! (sabemos que nos leerá en el blog).

Otro día más las infraestructuras para la práctica del ciclotuismo han sido todo un lujo, en cuanto a vías, señalización, etc. La ruta suele ir por los márgenes del rio, o en sus cercanías y atravesar pueblos, estando señalizados los accesos a aquellos pueblos de interés o con servicios en las proximidades de la ruta.

Tenemos que hablaros hoy de los tres recursos que estamos utilizando en este cicloviaje para seguir la ruta sin ninguna pérdida. Primero, la guía de Bikeline de la editorial Esterbauer, llamada Innradweg, la cual comprende dos libros, uno hasta Innsbruck y otro hasta Passau (donde el Eno desemboca en el Danubio). La guía está en alemán, pero sus mapas son geniales para seguir la ruta y saber los pueblos y lugares que vamos encontrando…y con el traductor de Google nos vamos apañando. Segundo, un dispositivo GPS de la marca Garmin, con los mapas gratuitos para bicicletas de los países europeos por los que vamos a pasar (os hablaremos de ellos proximamente en un artículo de nuestro blog). En este dispositivo tenemos cargada la ruta completa gracias a los tracks que ofrecen las guías de Bikeline. Tercero, el propio smartphone, que con la desaparición del roaming en junio, se ha convertido en un recurso genial para encontrar servicios como supermercados, restaurantes, campings, etc. utilizando Google Maps. No nos perdemos no…  aunque normalmente nos olvidamos de todos pedaleando relajados observando el paisaje, ya que siempre están las señales, y los usamos como último recurso.

A lo largo del día hemos pasado por Schwaz, Brixlegg, Rattenberg, Kundl y Wörgl como localidades reseñables, aunque sin duda de todas ellas, la que merece una visita y un café o un helado en sus calles es Rattenberg, con su increíble colorido gracias a las fachadas de sus casas, sus bonitas iglesias y su destacable castillo.

Como hoy era sábado hicimos aprovisionamiento de comida ya que mañana domingo, los comercios no abren, lo que implicó sendas excursiones fuera de la ruta -al margen del turismo- en busca de supermercados.

Se nos olvidó que ayer en Innsbruck, María adquirió una muñeca tirolesa para hacerle compañía en el manillar de su bicicleta a su bruja Brugge Belfort, por lo que el manillar de “Indurina” luces así ; )

La etapa acabaría en un camping situado en las proximidades de la pequeña localidad de Schaftenau, elegida como final de etapa por su camping…ya que no hay otro ni antes, ni después en decenas, veintenas, treintenas y más, de kilómetros.

Mañana después de la bonita Kufstein, dejaremos Austria unos días, para entrar en Alemania, donde en Rosenheim nos apartaremos de la ruta para rodear el lago Chiem, en alemán Chiemsee. Os contamos.

Saludos y abrazos enormes,

Beni y María.

Coméntanos cualquier duda... o deja tus rodadas ; )

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s