​Diario del cicloviaje; Etapa 17: Komárom – Esztergom (60 km).

Amanecía un nuevo día soleado en la ribera del Danubio, para afrontar la que sería decimoséptima y penúltima etapa de este cicloviaje, que va llegando a su fin.
Aunque comenzamos (Komárom) y acabamos (Esztergom) en Hungría, la etapa discurrió casi al completo por tierras eslovacas.

Nada más salir de Komaróm, cruzaríamos el Danubio y con él la frontera para llegar a Komárno, ya en Eslovaquia, bonita ciudad cuyo centro visitaríamos antes de seguir. Curiosamente ambas ciudades fueron la misma ciudad (Komárno es Komárom en eslovaco), siendo Komárno el centro y Komárom parte del extraradio al otro lado del rio. Al establecerse la frontera entre ambos países las dos partes se separaron y desde entonces son dos ciudades distintas. Es por ello que Komárno tiene un centro histórico interesante y Komárom no.

Tras rodear la muralla de la fortaleza de Komárno y cruzar un afluente del Danubio llamado Vac, nos encontramos un carril bici que seguir agradáblemente junto al Danubio, durante unos 18 km hasta el pueblo de Žitava. Volver a rodar junto al Danubio, desde que lo dejamos en Bratislava fue muy relajante, a la vez que nos regalaba bonitos paisajes a lo largo de su cauce.

La señalización en esta etapa ha sido muy precaria, no obstante había puntos (muy pocos) en los que podíamos encontrar algunos carteles y señales.

A partir de Žitava llegaría el primer tramo de carretera del día, que nos llevaría hasta Moča, y que tras ver otras alternativas, decidimos tomar al no observar mucho tráfico en aquellos momentos.

Moča:

Al llegar a Moča la cicloruta discurre paralela al rio en principio por una arbolada carreterita (en la que al principio pudimos ver algunos viñedos) sin más tráfico que el de algún que otro pescador, y después por carril bici, hasta el pueblo fantasma de Čenkov.

A partir de aquí se nos planteaban dos opciones. Seguir por la senda que discurre por el alto de un dique, en mal estado según la guía y las experiencias de otros cicloviajeros, hasta el pueblo de Obid y de alli a Esztergom ya por carretera normalmente muy transitada; o continuar desde allí hasta Esztergom ya por esa carretera pasando por Mužla. Como en 15 minutos parados que estuvimos planteándonos que hacer apenas pasaron 3 coches en ese momento (2:30 pm) y no eran muchos km (6 a Mužla y 9 a Esztergom) decidimos tomar la carretera ya desde Čenkov.

Llegamos muy pronto a Mužla, donde hicimos una parada rápida para comer, y continuamos a Štúrovo (última ciudad eslovaca antes de cruzar el Danubio para llegar a Esztergom) antes de que pudiera aumentar el tráfico de la carretera y por suerte así fue.

La llegada a Esztergom fue impresionante, con su imponente basílica al fondo, gobernando en un alto las aguas del Danubio.

Con esta impresionante imagen finalizaría nuestra penúltima etapa en esta aventura. Hoy abordaremos la última etapa, de unos 85 km, a Budapest, donde finalizaremos nuestro cicloviaje. Os contamos.

Saludos y abrazos enormes,

Beni y María.

Coméntanos cualquier duda... o deja tus rodadas ; )

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s